La Tarjeta de Memoria ideal para tu Cámara Foto y Vïdeo | RBG Escuela

La Tarjeta de Memoria ideal para tu cámara: Tipos y Recomendaciones

Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
ÍNDICE DE CONTENIDOS
Conoce los diferentes tipos de tarjetas de memoria actuales para tu cámara y sus factores diferenciales. ¿Qué tarjeta de memoria necesitas para tus trabajos audiovisuales?

ÍNDICE DE CONTENIDOS

Supongo que ya te habrás dado cuenta de que una vez pones el pie en el mundo audiovisual, infinidad de dudas inundan tu cabeza. A veces es realmente difícil comprender qué productos o accesorios son mejores o se ajustan mejor a una necesidad existente, puesto que actualmente hay un sinfín de posibilidades.

De hecho, en otras ocasiones, ya hemos hablado en RBG Escuela sobre flashes para fotografía, monitores para foto y vídeo, objetivos… y lo que queda aún por compartir. Nuestro objetivo es ayudarte a reducir el número de dudas que puedas tener respecto a los artículos y accesorios que vayan a formar parte de tu cámara o equipo audiovisual. Por eso mismo, en este tutoblog vas a conocer qué tipo de tarjeta de memoria es ideal para tu cámara, lo que te va a permitir sacarle el máximo provecho posible.

Lo normal es que te encuentres o ya te hayas encontrado con la necesidad de comprar tarjetas de memoria, ya sea porque tienes una cámara nueva o porque necesitas contar con más capacidad de almacenaje para tus trabajos fotográficos o videográficos.

Si quieres AHORRARTE LEER ESTE TUTOBLOG, en la Guía completa del Equipo Audiovisual, Rubén te lo cuenta todo acerca de las tarjetas de memoria y otros soportes de almacenamiento, pero si tu curiosidad no tiene límites, aquí mismo podrás saber qué tipo de tarjeta le va mejor a tu cámara y al tipo de contenido que vas a crear y, en definitiva, sabrás cómo elegir aquella que se ajuste mejor a tus necesidades.

Guía completa del
Equipo Audiovisual

Conoce el uso de una gran variedad de
herramientas audiovisuales

Todo lo que debes saber sobre las tarjetas de memoria

A partir de aquí, pienso explicarte toda la información que aparece en las tarjetas de memoria. Si lo entiendes, sabrás perfectamente cuáles vas a necesitar en tu día a día, e incluso podrás ahorrar dinero.

La información que te incluyo a continuación también la tienes disponible en la web de
SD Association
, aunque aquí te lo voy a dejar todo más claro, sencillo y minimalista. La web está en inglés, por lo que además te he ahorrado un buen trabajo de traducción. No obstante, para conocer futuras novedades, nuevos estándares en tarjetas u otras cuestiones relacionadas, que sepas que es la web de referencia.

Bits vs BYTES

Una de las cuestiones principales a tener en cuenta en el uso de tarjetas de memoria es la diferencia entre byte y bit. Como veíamos en el curso de Fundamentos de la Imagen Digital, la información básica es el bit, pero la información con la que nosotros funcionamos a diario es el BYTE (1 BYTE = 8 bits). En las tarjetas de memoria, siempre verás la nomenclatura en BYTES, mientras que las cámaras te dan la información en bits, por eso es relativamente fácil confundirse.

Atendiendo al bitrate de tu cámara, podrás saber los BYTES necesarios, de manera que puedas adquirir la tarjeta perfecta. Imagina que los ajustes de grabación de tu cámara te permiten 600M 4:2:2 10bit. Tendrías que dividir 600M (que son Megabits por segundo o Mbps) entre 8 y obtendrías 75MB/s (Megabytes por segundo) como resultado. Conociendo los MB/s te será mucho más fácil saber qué tarjeta de memoria necesitas, aunque esto no es lo único relevante y vas a seguir necesitando más información. De hecho, hay otros factores diferenciales que debes conocer en detalle.

Compatibilidad y capacidad

Aunque ya estamos bastante acostumbrados a ver tarjetas de memoria SD, si que hay que diferenciar entre SD (hasta 2GB), SDHC (+2GB hasta 32GB), SDXC (+32GB hasta 2TB) y SDUC (+2TB hasta 128TB). Como puedes ver, es increíble la capacidad que tienen algunas de estas tarjetas. Seguro que tienes algún disco duro en casa con menos capacidad que estas tarjetas y piensa en lo que ocupan…

Es interesante que sepas también que estas tarjetas cuentan con un sistema de archivos. Las SD y SDHC cuentan con FAT 12/16 y FAT 32, respectivamente, mientras que las tarjetas de memoria más actuales como las SDXC o SDUC, trabajan con exFAT, un sistema que permite lectura y escritura, tanto en Windows como en Mac, y diferentes capacidades totales.

Velocidad

Con respecto a la velocidad de las tarjetas de memoria, hay que destacar 3 tipos de nomenclaturas:

1. Clase de velocidad (Speed Class)

En Speed Class, se distinguen desde hace varios años las clases 2, 4, 6 y 10. Básicamente, estos números se refieren a la velocidad mínima sostenida de escritura, que permite una tarjeta. Esta es la clasificación antigua y quizás ya algo obsoleta, aunque dependiendo de tu cámara, para algunos casos puntuales de fotografía quizás te sean útiles.

2. Clase de UHS (Ultra High Speed – Speed Class)

En UHS Speed Class, la clasificación cambia, puesto que se añaden las opciones de U1 y U3. Lo que esto nos dice es que el U1 tiene 10MB/s de velocidad mínima de escritura sostenida y el U3 permitiría 30MB/s.

3. Clase de velocidad de vídeo (Video Speed Class)

En el caso de Video Speed Class, que es la clase que más interesa a los videógrafos, tendríamos desde V6 hasta V90, pasando por V10, V30 y V60. Igual que en los casos anteriores, el V6 muestra que habría una velocidad mínima de escritura sostenida de 6MB/s, y así respectivamente con cada clase V, siendo V90 la que tendría una mayor velocidad mínima de escritura sostenida de 90MB/s.

Al mencionar que la velocidad mínima de escritura es sostenida, quiero decir que no hay picos y luego baja la velocidad, sino que se mantiene la velocidad en el tiempo.

Hay que tener algo de cuidado con ciertas tarjetas, porque quizás la compatibilidad no sea tal. Como te comentaba antes en el ejemplo sobre los ajustes de cámara (600M 4:2:2 10bit), y teniendo 75MB/s, con una V90 debería ser posible escribir todo, sin embargo, dependiendo de la calidad de la tarjeta, te dará esa velocidad o no. Algunas V90 no te van a valer para trabajar en esas velocidades, aunque a priori deberían, y saber eso es realmente importante.

En resumen, como fotógrafos nos interesan los valores U1 y U3 y, como videógrafos, la serie V.

NOTA IMPORTANTE: cuidado con las velocidades, tanto las de escritura como las de lectura que aparecen en tu tarjeta. Lo verdaderamente determinante es la velocidad de escritura sostenida, y por ese motivo, debes tener en mente tanto las clases que hemos visto, desde la Clase 2 hasta la V90, como las cualidades de tu cámara.

Los números amplios que aparecen en una tarjeta a menudo son solo velocidades de lectura pico, es decir máximas, y no de escritura sostenidas, es decir mínimas garantizadas, lo cual es totalmente diferente. Los números de velocidades altísimas con una X que aparecen en tu tarjeta son puro marketing.

Este valor viene del mundo de los CDs, de cuando la velocidad de los CDs originales era de 150KB/s. Y te preguntarás: ¿Cómo se genera esta nomenclatura de velocidades muy altas X?

El caso es que si la original era 150KB/s, si multiplicamos esa velocidad por 100, obtenemos que la velocidad es 15MB/s. Si multiplicamos por 1000, entonces 150MB/s.

Velocidad en las Tarjetas de memoria para Cámara

En esta tarjeta que te muestro, que cuenta con una velocidad de lectura de 300MB/s, realmente es como si multiplicamos 150KB/s por 2000, pero importante: esto es velocidad pico de escritura. Esta tarjeta en concreto, realmente lo que se nos garantiza viene dado por el V90 (ya que U3 y Clase 10 son velocidades inferiores como veíamos en el cuadro de más arriba), lo que significa que la velocidad de escritura sostenida son 90MB/s, que multiplicado por 8, son 720Mbps. Así ya puedes saber para qué sí y para qué no te servirá en tu cámara.

BUS: Autopista de datos

Para que te hagas una mínima idea, el bus (o canal) es un sistema digital que transfiere datos entre los componentes de un ordenador o equipo electrónico. Existen 3 generaciones, las cuales se representan con los números romanos I, II y III, y de igual forma se muestran en las tarjetas. Según el método de envío de la información, hay dos tipos: bus paralelo y bus serial o en serie.

Dentro de cada bus o autopista de datos, encontraremos diferentes velocidades.

Sobre todo verás que las numeraciones típicas para tarjetas más rápidas serían el I y el II. Es complicado actualmente encontrar a la venta tarjetas de generación III, por eso hago hincapié en las generaciones I y II. Como puedes apreciar en el cuadro anterior, con el UHS-I tenemos una velocidad de hasta 104MB/s y, con el UHS-II, hasta 312MB/s.

También quiero que sepas que están en camino las nuevas tarjetas SD Express, que van a ser súper revolucionarias, con una velocidad de escritura brutal, aunque de momento no te enfrentarás a esto, casi con total seguridad.

SD vs Micro SD

Ahora hablemos de las tarjetas SD y Micro SD. Cuando tengas estos dos tipos de tarjetas enfrente, deberás fijarte en las clasificaciones (p.ej: C10, U1 y I), independientemente de si es SD o Micro SD.

Si por casualidad cuentas con una tarjeta Micro SD y necesitas un adaptador para poder usarla en tu cámara o equipo audiovisual, has de saber que las características de la tarjeta han de coincidir con las del adaptador o viceversa, para que no se pierda un ápice de velocidad.

¡Cuidado! Porque volvemos al tema del bus, ya que no todas las cámaras tienen UHS-II, por ejemplo. Hay algunas que tienen una ranura de UHS-I, por lo tanto, tienen una limitación de velocidad de 104MB/s y, por otro lado, hay otras que cuentan con una segunda ranura de UHS-II.

Dependiendo de la tarjeta que estés utilizando o que vayas a utilizar, deberás saber si tu cámara tiene realmente esa tecnología de bus, ya que de lo contrario no podrás sacarle el máximo partido a esa velocidad.

¿Qué tarjetas utiliza Rubén?

Ya llegamos al último apartado, destinado a posibles recomendaciones interesantes de tarjetas de memoria, en base sobre todo a la experiencia de Rubén, durante todos estos años. Ten en cuenta que todo dependerá de las cámaras que utilices actualmente y de los proyectos que vayas a realizar.

  • SanDisk

Es una de las marcas más reconocidas y fiables. Las tarjetas pueden ser algo caras, pero no hay que escatimar, sobre todo si hablamos de fotografía y vídeo.

Como ves en la imagen, esta SanDisk V30 sería más que suficiente para fotografía, sobre todo si piensas hacer ráfagas, panorámicas con HDR o con bracketing, y cuentas con 60 megapíxeles en cámara, por ejemplo. En fotografía, en general, con V30 tendrás más que suficiente.

  • Adata

Adata es otra marca bastante interesante, que a Rubén le ha dado bastantes buenos resultados. Un ejemplo es la Adata V90 de 256GB que ves en la imagen. Rubén la ha utilizado mucho en vídeo, por ello tiene 256GB de capacidad.

Irías más que de sobra con una tarjeta como esta. Con 64GB irías muy bien también y ya es más que suficiente, a no ser que tengas una cámara muy potente, donde cada foto ocupe 100 megas. Todo depende mucho del contexto, ya que si vas a hacer muchísimas fotos o vídeos en un evento, quizás 64GB se te queden cortos.

Es mejor tener más tarjetas de menos capacidad, que menos tarjetas de más capacidad, sobre todo teniendo en cuenta el tipo de trabajos audiovisuales que realices.

  • ProGrade

Para tasas muy exigentes, esta tarjeta ProGrade es una opción válida. Por ejemplo, Rubén la utiliza al grabar vídeo con la Sony A7SIII incluso en modo S&Q 4K 10bit 422 120p. Es muy top y quizás con precios más asequibles que otras marcas.

Como ves, de nuevo es V90, por lo que tienes asegurada una tasa de escritura sostenida de 90MB/s, es decir, 720Mbps. Como la tasa máxima de la A7SIII en 4K All-I es 600Mbps, te vale para prácticamente todo. Sin embargo no es así para el modo S&Q 120p All-I en el que parece, que aunque debería valer, la tasa debe aumentar considerablemente de manera momentánea como buffer, siendo entonces necesaria la tarjeta CF Express tipo A.

La escuela
audiovisual
definitiva

Para vivir de tu pasión y
convertirte en un PRO

Y aquí concluye este tutoblog completo sobre tarjetas de memoria para cámaras.

Te recuerdo que puedes dejar tus comentarios, recomendaciones o experiencias más abajo, en la sección destinada a comentarios. Será genial compartir experiencias acerca de las tarjetas de memoria que usas en tu día a día o que piensas utilizar en un futuro cercano.

¡Nos vemos en el siguiente Tutoblog!

Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

6 comentarios en “La Tarjeta de Memoria ideal para tu cámara: Tipos y Recomendaciones”

  1. Hola muchas gracias en verdad me ayuda mucho saber lo que hacen por nosotros. Espero poder tener la oportunidad de estar en un curso con ustedes.

    1. Ander Runbenguo

      ¡Hola, Azu! Y a nosotros nos encanta saber que te ayudamos tanto. Ya sabes, aquí estaremos cuando lo necesites. Un abrazo.

  2. Muchísimas gracias por toda la información brindada. Me ha servido demasiado. Saludos desde Medellín, Colombia.

  3. Minutos antes que publicaras este post en Telegram recibí mi cámara Sony A7IV, es mi primer cámara por ende tengo muchas preguntas, una de ellas es, cuál me recomendarías tú para mí cámara? Teniendo en cuenta que me dedicaré para fotografía y vídeo. Gracias Rubén, BTW, eres un crack

    1. Ander Runbenguo

      ¡Hola, Rogers! Como comento a lo largo del tutoblog, será muy importante que tú mismo calcules las velocidades de escritura y lectura, además que tengas claro los ajustes de tu cámara. Luego también va a depender mucho del tipo de contenido que vayas a crear, de la cantidad de fotos que tomes por proyecto y respectivas calidades, de los tipos de vídeo que vayas a realizar, etc. Las tarjetas Adata o ProGrade (256GB), van a ser opciones buenas, sobre todo teniendo en cuenta las capacidades de tu Sony A7IV. Rubén ha utilizado ambas para trabajar con la Sony A7SIII, así que en tu caso también te serán útiles. Revisa de nuevo el tutoblog, quédate sobre todo con la importancia de hacer cálculos previos para conocer la velocidad de escritura sostenida necesaria. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
Ir arriba