Espacios de Color en Fotografía | RBG Escuela

Espacios de color en Fotografía: sRGB, Adobe RGB y ProPhoto RGB

ÍNDICE DE CONTENIDOS
Conoce al detalle los espacios de color más típicos en fotografía, de manera que puedas saber qué utilidad tienen en diferentes contextos.

ÍNDICE DE CONTENIDOS

Como fotógrafos, a veces escapamos de ciertos aspectos o conceptos, ya sea por miedo o falta de confianza, entre otras excusas. Uno de los conceptos que suele caer en el olvido de muchos fotógrafos es el del espacio de color.

Normalmente tiramos hacia lo menos complejo y, en el caso de los espacios de color, en cuanto vemos siglas como sRGB, Adobe RGB o ProPhoto RGB, se nos crean pequeños cortocircuitos que no nos permiten avanzar.

Sin embargo, el espacio de color es de suma importancia en fotografía. De hecho, supongo que querrás saber el motivo de que tus fotos se vean diferentes en tu móvil o en tu monitor, o de que el color cambie al imprimirlas…

En este tutoblog, vas a conocer los espacios de color más típicos y utilizados en fotografía. Vas a poder descubrir conceptos como el gamut, el punto blanco o la función de transferencia de color, además de qué son los espacios de color, para qué sirven y en qué contextos van mejor unos que otros.

También vas a ver que las gamas de colores varían respecto a la captura de imágenes y a cómo se muestran después en los dispositivos y, por ello, quiero que sepas que hay disponible un tutoblog, que puede serte muy útil, para elegir monitor para fotografía y vídeo.

No quiero hacerte esperar más, así que vayamos a lo importante.

Fundamentos
de la Imagen Digital

Conoce en detalle todas las bases
de la imagen digital

¿Qué es el espacio de color?

Un espacio de color es un sistema de interpretación del color, es decir, una organización específica de los colores en una imagen o en un vídeo. Dicho de otra forma, es una manera de organizar el color que puede capturar o mostrar un dispositivo.

Verás que cuando tomas una imagen con tu cámara, en la tarjeta se graban datos que después el programa de tu dispositivo (ordenador, móvil, etc.) va a tener que representar y para ello lo hará conforme a la gama de colores con la que cuenta, que posiblemente sea algo limitada.

Para que te hagas una idea, lo que el ojo humano muestra como una combinación de hasta 7 colores, las pantallas o dispositivos (cámara, televisión, móvil, etc.) representan la mezcla por medio de los colores rojo, verde y azul. Como consecuencia, es normal que encuentres diferencias en tus imágenes al verlas en un dispositivo o impresas.

Los espacios de color más usados y conocidos en fotografía son sRGB, Adobe RGB y ProPhotoRGB.

Estos valores definen cómo se codifica la información de color para cada estándar de fotografía.

¿Cómo se crea un espacio de color?

En la creación de un espacio de color intervienen diferentes elementos como:

  • Gama de Color (color gamut).

Básicamente, es la cantidad o el volumen de colores que un dispositivo puede capturar o que puede reproducir. Dicho de otra forma, es el rango de colores que un dispositivo puede capturar o representar.

  • Punto Blanco.

En monitores, es el tono neutro más claro que se puede conseguir con los píxeles RGB emitiendo su máximo valor (255 255 255). Podríamos decir que sería ‘’el centro’’ del espacio de color.

  • Función de transferencia de color.

Es una relación matemática que define cómo los valores codificados de intensidad y luminosidad se vinculan con la energía de la luz real, en la entrada en un dispositivo de captura, o en la salida en un monitor. También podemos decir que es la relación que tenemos nosotros entre los valores de luminosidad y de color de la escena real y los que capturamos en nuestra imagen o los que podemos representar con nuestro dispositivo.

Aunque incorrectamente, cuando alguien se refiera al gamma en el contexto de espacio de color, un monitor o una cámara, realmente estará hablando del factor de transferencia.

¿Por qué es necesario el espacio de color?

Es posible que llegados a este punto te estés preguntando para qué necesitas el espacio de color. Quiero que te quede claro que en fotografía, si no hay un sistema de interpretación de color, ¿cómo vamos a saber qué rojo exactamente es el que estaremos grabando con la cámara?

Si has utilizado varias cámaras en tu recorrido fotográfico, quizás sepas que cada cámara tiene un gamut y una manera de representar el color rojo.

Antes de hablarte en detalle de los espacios de color típicos, quiero presentarte el diagrama de cromaticidad CIE 1931. Esta es la representación más cercana o fiable de lo que el ojo humano es capaz de capturar en cuanto a color para nuestros dispositivos. Te ayudará a entender mejor la utilidad que puede tener cada uno de estos tres espacios de color.

  • sRGB (Standard Red Green and Blue).

Es el espacio de color estándar para artes gráficas, consumo digital en general e imprenta. Lo crearon Microsoft y HP en un intento por estandarizar cómo los dispositivos captan y muestran el color.

De los tres espacios que vamos a ver, es el espacio de color que tiene la gama de color más reducida, y solo representa el 70% del espectro visible.

Si vas a trabajar para publicar en digital o web, y no piensas hacer ediciones muy complejas, puedes usar sRGB sin problema. Pero si quieres trabajar en RAW o crear imágenes para realizar impresiones en papel, quizá quieras trabajar con otros espacios de color.

El espacio sRGB produce imágenes más livianas, ya que tiene menos información que almacenar. Pero cuidado si vas a imprimir fotos y no te piden que les pases las fotos en sRGB, ya que puede que no tengas colores precisos.

  • Adobe RGB.

Fue creado por Adobe en 1998. Es un espacio de color con un gamut o gama de color mucho más amplio, ya que cubre casi el 86% del espectro visible.

Idóneo para trabajos profesionales, tanto en fotografía como en artes gráficas, y por ello el más utilizado por personas profesionales del ámbito. Lo bueno de Adobe RGB es que permite pasar a espacios de color más reducidos como sRGB. Es decir, puedes trabajar en Adobe RGB y después guardar en sRGB.

También es un espacio de color adecuado para impresión, ya que nos permitirá ser mucho más precisos en el trabajo, con una mayor fidelidad del color.

No es un espacio de color apto para la web, ya que si exportas en Adobe RGB y compartes en RRSS o en una web, verás los colores apagados y diferentes. Es un espacio más pesado que sRGB.

Para trabajar adecuadamente en Adobe RGB, necesitas que la toma sea en este espacio, que el software pueda trabajar en él, y que tu monitor sea capaz de trabajar en el mismo. Si tienes dudas acerca de tu monitor, de nuevo te recomiendo que accedas al tutoblog que te he recomendado más arriba.

  • ProPhoto RGB.

En este caso, este espacio fue creado por Kodak. Se trata de un espacio de color un tanto peculiar, puesto que solamente suele estar disponible en cámaras de alta gama, y también en softwares de edición como Photoshop.

Abarca casi toda la sección del espectro visible, de hecho hay parte de su gamut que va más allá de lo que podemos percibir con el ojo humano. Esto puede llegar a ser problemático, al trabajar con colores que no llegamos a percibir.

Es un espacio de color recomendado para casos donde busques fidelidad de color máxima, en situaciones profesionales concretas o cuando realices impresiones de máxima calidad.

Es el mejor espacio de color con el que trabajar en Photoshop, ya que tiene el gamut más amplio, y permite pasar tanto a Adobe RGB como a sRGB.

Conclusiones y recomendaciones

Si vas a trabajar solo en digital y para la web, con imágenes que ya están terminadas y en espacio sRGB, entonces puedes continuar trabajando en el mismo espacio de color. Por ejemplo, en fotografías en JPG, donde apenas realices edición o retoque y sean para web, el espacio sRGB cumple perfectamente y ocupa mucho menos.

Si estás tomando fotografías, entonces hazlo en RAW con espacio de color Adobe RGB. Después en la edición sigue en este espacio de color, y al exportar, salvo que sea para impresión y tu laboratorio lo requiera, puedes hacerlo en sRGB.

Si vas a imprimir tus fotografías, puedes exportar en Adobe RGB si así te lo piden en imprenta o laboratorio, pero si necesitas máxima fidelidad y profesionalidad, entonces puedes usar ProPhoto RGB.

Y aquí concluye este tutoblog completo sobre los espacios de color en fotografía.

Revelado fotográfico
con Capture One

Transforma profesionalmente tus RAW
y domina la edición digital

Te recuerdo que puedes dejar tus comentarios, recomendaciones o experiencias más abajo, en la sección destinada a comentarios. Será genial compartir experiencias acerca de los espacios de color que utilizas en tus proyectos. ¿Lo hacías bien antes de ver este tutoblog?

¡Nos vemos en el siguiente Tutoblog!

1 comentario en “Espacios de color en Fotografía: sRGB, Adobe RGB y ProPhoto RGB”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
Ir arriba