Equipo ideal para edición fotográfica

Equipo ideal para edición fotográfica

ÍNDICE DE CONTENIDOS
¿Quieres editar tus fotografías, pero tu equipo no te permite lograr buenos resultados? Descubre las prestaciones recomendables que debe tener tu equipo para que tus procesos de retoque fotográfico evolucionen.

ÍNDICE DE CONTENIDOS

Todo fotógrafo debe contar con una cámara, objetivos y otros accesorios. Eso se da por sentado en la actualidad. Sin embargo, no hay que olvidarse de lo importante que es tener un ordenador o un equipo que permita llevar a cabo de forma fluida todos los procesos de retoque y edición fotográfica.

¿De qué sirve elegir la mejor cámara y unos objetivos estupendos si después el equipo de edición es muy limitado?

Cualquier equipo puede ser útil, dependiendo de la labor a realizar, aunque un equipo que no cuente con la potencia suficiente o que no haya sido diseñado para edición de fotos, puede que te desespere más de la cuenta.

Imagínate que te pones a editar tu última sesión de fotos y tu equipo va a tirones al utilizar alguna herramienta de Lightroom. O que los tiempos de carga y edición se hacen muy largos y tediosos…

En este tutoblog vas a conocer el equipo ideal de edición fotográfica y una serie de componentes recomendables para que tu ordenador vaya lo más fluido posible en el momento de retocar imágenes.

Este tutoblog supondrá un antes y un después en tu camino fotográfico, ya que obtendrás la información necesaria para poder construirte tu propio PC de edición o adquirir un equipo nuevo con las prestaciones ideales, con el fin de desempeñar cómodamente todos tus trabajos de fotografía.

¡Vamos!

Curso Fotografía:
De 0 a Pro

Domina la Fotografía desde las
bases hasta nivel avanzado

¿Qué equipo elegir?

Lo primero que tienes que hacer es decidir el tipo de ordenador o equipo que mejor se ajuste a tu flujo de trabajo. Después, tendrás que diferenciar pros y contras, y decidir entre las siguientes opciones, que son las más habituales:

Ordenador PC Windows para edición fotográfica

  • PC (sobremesa o portátil).

Una de las claves al elegir entre un PC de sobremesa o portátil es el tiempo que dedicas a la edición de fotos en casa o fuera de ella. Si viajas mucho, puede que te encaje más un portátil.

A su vez, es importante también fijarse en el tamaño de la pantalla. Con un PC de sobremesa, podrás contar con un monitor de diferentes tamaños, pero un portátil también puede conectarse a un monitor externo. ¡Eso es lo que hago yo!

La potencia y la opción de personalizar un equipo a largo plazo es una gran ventaja de los sobremesa. Con los conocimientos adecuados, puedes armarte un ordenador que te dure muchísimos años. Y sustituyendo algún componente de vez en cuando, tendrás el equipo siempre en las mejores condiciones y actualizado.

Elegir un PC es bastante personal, y todo va a depender también del uso que le des en tu día a día, del presupuesto con el que cuentes, etc. Si piensas adquirir un equipo que rinda bien al editar fotos, vídeos, y jugar a videojuegos y demás tareas, agárrate la cartera.

Ordenador Mac para edición fotográfica

  • Mac (sobremesa) o MacBook (portátil).

Si nunca has sido usuario de la manzanita te costará un poco hacerte al ecosistema, pero lo cierto es que en el tema audiovisual, Mac o MacBook son una auténtica delicia. Además, ahora que disponen del chip M1 o M2, en el caso de los más nuevos, los hacen más potentes, tanto para edición fotográfica como de vídeo.

Como te he dicho antes, tendrás que tomar una decisión en base a tus necesidades, tanto de pantalla, como de potencia, portabilidad, etc. Ahora bien, en el caso de los Mac, no vas a poder personalizarlos a tu gusto con componentes nuevos o más potentes, pues todo (RAM, GPU y CPU) va en el mismo chip.

Por regla general, los Mac son más estables y seguros que los PCs, y eso es justamente lo que han experimentado los editores de RBG Escuela. Finalmente se decidieron por los Mac Studio, porque sus PCs no se estaban comportando como esperaban a la hora de editar.

Tablet para edición fotográfica

  • Tablet o iPad.

Te comparto la opción de adquirir tablet o iPad, porque últimamente están creando dispositivos muy potentes. Si a un dispositivo de ergonomía agradable y diseño elegante, le añades potencia…

Algunos ejemplos son el iPad Pro con chip M2, la Samsung Galaxy Tab S8 Ultra
o la Huawei MatePad Pro. Dispositivos muy potentes y portables que te pueden facilitar mucho tu labor diaria de edición de fotos. Puede ser el complemento perfecto para tu PC o Mac de sobremesa.

Además, hay apps de edición en iPad y tablet que son muy eficientes y potentes, aunque no sustituyen al 100% a los programas para portátil o sobremesa.

Un buen ejemplo es la versión de Capture One para iPad, para la cual tenemos códigos de acceso gratuito durante 2 meses: RBGESCUELAM2

Requisitos de hardware indispensables para editar fotos

Es momento de conocer los requisitos que debe tener un equipo para que funcione con fluidez al editar fotos. Voy a hablarte de procesadores, tarjetas gráficas, memorias RAM… ¿qué necesita tu PC para trabajar cómodamente con Lightroom, Capture One o Photoshop?

Procesador para edición fotográfica

  • Procesador o CPU.

De todos los componentes que te voy a hablar, el procesador es el más importante, puesto que es el encargado de poner en marcha todas las acciones que realizamos en los programas de edición. Es importante invertir en un buen procesador, de buena calidad, porque de ahí depende que tu edición sea lo más fluida posible, sobre todo si piensas trabajar fotografías de gran tamaño.

Para decantarse por un procesador, hay que tener en cuenta un par de cuestiones: el número de núcleos y la velocidad de frecuencia.

Si hablamos de núcleos, el tema es sencillo… cuantos más núcleos tenga el procesador, mejores resultados obtendrás al realizar diferentes tareas. Para programas como Photoshop o Lightroom, con un procesador de entre 4 y 8 núcleos, vas más que bien.

Por otro lado, la velocidad de frecuencia hace referencia al número de operaciones computacionales que puede llevar a cabo cada núcleo en un segundo. Si piensas utilizar programas de edición de Adobe, que sepas que ellos recomiendan una velocidad de frecuencia de por lo menos 2GHz, aunque con 3GHz obtendrás mayor fluidez.

En resumen, no tienes que adquirir el procesador más potente del mercado para editar tus sesiones fotográficas. Un procesador de gama media-alta te funcionará de sobra.

Actualmente, en el mercado encontramos sobre todo dos opciones de procesadores: Intel o AMD.

Por regla general, la mayoría de programas de edición de Adobe están mejor optimizados para Intel, y se supone que el rendimiento es mejor, pero los AMD Ryzen han ido recortando distancias y apenas se notan diferencias de rendimiento a estas alturas.

Cualquiera que elijas estará bien, si es para trabajo de edición fotográfica. Tendrás que gastarte más o menos dependiendo de cuál elijas, y también es importante el uso que vayas a darle al procesador. Si piensas realizar más tareas como jugar videojuegos, trabajar 3D, etc. entonces tendrás que contar con un buen presupuesto.

Te comparto algunos de los procesadores de Intel o AMD más recomendables para tareas de edición fotográfica, tanto de gama media como de gama alta. Échales un vistazo y a ver qué te parecen:

IMPORTANTE: Para edición de fotos, no te recomiendo bajar de un Ryzen 5 ni de un i7.

Memoria RAM para edición fotográfica

  • Memoria RAM.

No sé cómo andarás tú de memoria, pero en lo que a tu equipo respecta, este componente es casi igual de importante que el procesador.

La memoria RAM tiene como tarea principal guardar información a corto plazo durante el proceso de edición que estés desarrollando. Pero no solo va a enfocarse a lo que hagas con el programa, sino también a otras aplicaciones o herramientas que puedas tener abiertas simultáneamente o en segundo plano.

Aquí te recomiendo no escatimar, porque más vale pasarse que quedarse justito. Lo mínimo recomendable es contar con 16 GB, pero si quieres llevar un camino profesional de fotografía y trabajas habitualmente con archivos de peso, lo mejor es que vayas a por una RAM de 32 GB o incluso de 64 GB. Si te quedas por debajo, poco a poco tu equipo se irá ralentizando, y empezará a tirar de tu disco duro local, lo que no es muy óptimo.

Para elegir una buena RAM, también tendrás que saber que las hay con diferentes velocidades de memoria. La velocidad se mide en megahercios (MHz) y, actualmente, la memoria RAM DDR4, la más habitual en generaciones actuales de PC dio el salto con un estándar básico de 1600 MHz y se ha ido elevando hasta los 2666 MHz. Digamos que ahora mismo la velocidad estándar se establece en 2400 MHz, y una rápida llega hasta los 3600 MHz.

Estas son algunas de las memorias RAM que te puedo recomendar:

En base al procesador Intel.

En base al procesador AMD Ryzen.

Tarjeta de edición para edición fotográfica

  • Tarjeta Gráfica.

Este componente ha ido ganando importancia poco a poco, con el paso del tiempo, ya que desde hace mucho el componente clave y encargado de los procesos de edición era el procesador, tal y como te he comentado antes.

Ahora, muchos de los programas de edición que conocemos (Lightroom, Capture One, Photoshop o Luminar) se nutren de la tarjeta gráfica para algunas funciones. Por todo ello, no es aconsejable usar la tarjeta gráfica integrada que pueda llevar tu equipo (a no ser que sea óptima), y si utilizar una dedicada.

Un punto muy a favor de las tarjetas gráficas dedicadas es que tienen su propia memoria interna, conocida como VRAM, y que ayuda a aligerar la memoria RAM del equipo.

Para trabajos de edición fotográfica, lo mínimo recomendable es contar con al menos 2GB de VRAM, y de ahí en adelante hasta llegar a 6GB u 8GB, si buscas más potencia.

Algo a tener en cuenta también es que el monitor que tengas va a influir directamente en la gráfica que elijas, porque prácticamente van de la mano. Si tu monitor tiene una resolución menor a 4K, podrás trabajar bien con una gráfica de gama baja o media. Si piensas contar con un monitor de mayor resolución, tendrás que invertir en una mejor gráfica.

En la actualidad, hay dos marcas de tarjetas gráficas que copan el mercado: Nvidia y AMD Radeon. Estas son algunas de las tarjetas gráficas que te puedo recomendar:

Y habrá que estar atentos a los lanzamientos de las nuevas RTX 4080 y 4070, que parece que prometen bastante.

Disco duro para edición fotográfica

  • Almacenamiento (Discos HDD y SSD).

Para terminar, he querido centrar el foco en el almacenamiento y en la gestión de discos duros, pues es un tema que genera muchas dudas en la comunidad de fotógrafos y editores. Aquí procuraré dar luz sobre el tema, y espero que te pueda ser útil.

Debemos diferenciar entre discos HDD y SSD:

Por lo general, los discos HDD tienen unos tiempos de carga más lentos, aunque ofrecen mucha capacidad.

Por otro lado, los discos SSD, posiblemente por ser de tecnología más novedosa, son mucho más rápidos. El punto negativo es que son más caros que los discos HDD. Pueden ser SATA o NVMe. Los NVMe son considerados más rápidos, pero tendrás que asegurarte de que tu placa base los soporta.

En cuanto a organización a la hora de trabajar con archivos de imágenes y programas de edición, estas son mis recomendaciones:

Mínimo Ideal

Los HDD por lo menos tienen que alcanzar las 7200 RPM.

Opción Intermedia

Opción Pro

Y aquí concluye este tutoblog completo sobre el equipo ideal para edición fotográfica.

La escuela
audiovisual
definitiva

Para vivir de tu pasión y
convertirte en un PRO

Puedes complementar más información sobre equipo de edición con algunos tutoblogs más, como el de Cómo elegir monitor para fotografía y vídeo o el de Cómo almacenar archivos en un NAS y crear tu nube, entre otros.

Te recuerdo que puedes dejar tus comentarios, recomendaciones o experiencias más abajo, en la sección destinada a comentarios. Será genial compartir experiencias acerca del equipo que usas para desarrollar tus tareas de fotó[email protected]

¡Nos vemos en el siguiente Tutoblog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba